Miembros de la comunidad Itandey, ex-Finap, del departamento de Canindeyú, se reunieron con el senador Miguel López Perito, a quien presentaron su preocupación por el problema de las 101 hectáreas de tierras destinadas a la reforma agraria y que han sido vendidas en forma irregular a personas que no son sujetos de la reforma.

 

Las tierras ocupadas por los colonos, son propiedad del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y fueron transferidas a través de un contrato privado -por parte del Banco Nacional de Fomento (BNF)- a una firma brasileña denominada Rincón Porâ S.A.

 

Expusieron ante el legislador esta situación y manifestaron que quienes se proclaman propietarios de las tierras iniciaron una acción judicial contra los colonos, razón por la cual varios de ellos se encuentran procesados por invasión de inmueble ajeno, puesto que los representantes de Rincón Porâ alegan tener título de propiedad de esas tierras.

 

Por su parte, el senador López Perito, acompañado por sus asesores, anunció que se están haciendo gestiones ante el Indert y el BNF a fin de defender las tierras destinadas a la reforma agraria y los derechos de los que legítimamente son sujetos de derecho.

 

Carlos Méndez, en representación de los pobladores, dijo que son alrededor de 130 las familias afectadas por esta situación, y que desde hace 3 años son perseguidos por los dueños de la empresa brasilera.