El senador Miguel López Perito, acompañado de sus asesores, se reunió en la mañana de este jueves con el titular del Instituto Nacional de Desarrollo y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, con quien conversó sobre los problemas de las tierras y fundamentalmente relacionado al tema de pobreza, asistencia, servicios, etc.

El legislador explicó que hablaron concretamente algunos casos y que Cárdenas presentó algunos proyectos que tiene la institución para avanzar en el tema de regularización y atención al sector afectado al estatuto agrario, sujeto de la reforma agraria.

“Nosotros también le trajimos una propuesta de un proyecto para que los lotes menores a 10 hectáreas, que es lo que establece el estatuto agrario, puedan ser transferidos en forma gratuita a los campesinos productores, porque tenemos una inmensa cantidad de gente en varios lugares y asentamientos, que no tienen ninguna posibilidad de pagar el precio de la tierra y encima carecen de todo tipo de asistencia técnica, crediticia de servicios”, explicó López Perito.

Añadió que además tocaron temas relativos a las grandes extensiones que fueron donadas o expropiadas a favor del Estado, como el caso de Ex Antebi o Barrero Cue, Nueva Mestre, y lo que se conoce como ex Finap, representado por unas 70 mil hectáreas que fueron transferidas por el Banco Nacional de Fomento al Indert. “Estamos trabajando en eso a ver si logramos clarificar y regularizar el traspaso a los sujetos de la reforma agraria”, manifestó.

Destacó que lo importante seguir trabajando juntos “porque este es un tema en el cual si no hay algún tipo de coordinación entre el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que está tremendamente implicado en todo esto, el tema de la tierra no tendrá  solución en el Paraguay”.

PROYECTO

Con relación al proyecto de otorgar gratuitamente las tierras de menos de 10 hectáreas a los ocupantes, el Senador explicó que el  problema en la práctica se presenta con  un campesino pobre que está en la franja de pobreza o extrema pobreza y que es adjudicado con un lote que cuesta 10 millones de guaraníes la hectárea, pero además de tener que pagar por esa tierra, no tiene agua, luz, caminos, capacitación ni apoyo en insumos de producción. “En otras palabras, sobrevive en una situación casi animal. En esos lugares ¿qué condiciones tiene de pagar sus tierras?, se preguntó.

Añadió que aunque muchas críticas al tema de los subsidios, debe tenerse en cuenta que estos pequeños productores no tienen posibilidad alguna de producir en las circunstancias en que están y por ende no se les puede pedir que paguen los lotes; más todavía cuando que la Ley establece que la extensión mínima del lote tiene que ser 10 hectáreas y ellos reciben 4 o 5 hectáreas. Esto debe contextualizarse en un escenario donde cada cabeza de familia vive con sus hijos e hijas,  amontonados en un solo espacio. “Es imposible que vivan de ese pedazo de tierra; entonces obviamente es una cuestión ya casi humanitaria que liberen a esas personas del pago de la tierra y sobre todo que se arbitren los mecanismos para que esta gente pueda vivir digna y humanamente, con los servicios básicos mínimos”.

Esta propuesta implica crear una nueva ley que tenga  en cuenta y que pueda conciliarse con el trabajo que está haciendo también el Indert, de manera que no se legitimen propiedades en manos de personas que no son sujetos de la reforma agraria. “Eso es lo que hay que cuidar”, resaltó el Senador.

Si bien no se habla aún de una  cantidad de personas que sería beneficiada, el legislador adelantó que se está trabajando al respecto y que para ello se prevé la realización de una audiencia pública con la participación de varias organizaciones campesinas y autoridades de instituciones involucradas, a la que también fue invitado el presidente del Indert. El evento se hará en la Sala Bicameral del Congreso Nacional el próximo 17 de noviembre.