El senador Miguel López Perito, quien integra la Concertación Avancemos País, opinó acerca de la situación presentada en la fecha durante la sesión extraordinaria, donde la mayoría de votos impidió suspender por 60 días en el cargo al senador Oscar González Daher, mientras se investiga una denuncia de supuesto tráfico de influencia en su contra como titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

“No hay ninguna culpabilidad en la medida de suspensión que se planteó dentro del Senado en el día de hoy, sino la necesidad de salvaguardar el prestigio de una institución como el JEM y de la función de su representante, quien en este caso oficia de presidente del Jurado y es el senador González Daher”, explicó.

El legislador agregó que es una responsabilidad de la Cámara velar por la transparencia y que esa medida no tenía ningún carácter punitivo, sino el de facilitar el proceso de investigación ya que el carácter de la legalidad o ilegalidad de lo que haya ocurrido en el JEM, va corresponder al Ministerio Público y a los órganos de justicia.

Consideró conveniente ante la opinión pública que en casos como éste, por parte de organismos tan desgastados en su credibilidad, se empiece por el apartamiento de los responsables (en este caso del senador González Daher como principal responsable), para facilitar la transparencia de la investigación

Para López Perito, “es falaz el argumento de pretender salvarle a González Daher tirándole la culpa solamente al secretario y es más falaz, mentirosa y cobarde la posición del Frente Guasu, que una vez más demostró su compromiso carnal con el cartismo salvándole de la medida al senador González Daher con otro argumento pueril como es la necesidad de conformar una comisión de investigación. El Senado no tiene nada que investigar, el Senado lo que puede hacer es separarlo del cargo dejar que la justicia haga su trabajo”, significó.

El Senador remarcó que “el Frente Guasu, con el pretexto de que era importante formar una comisión de investigación no votó por la suspensión del cargo de 60 días del senador González Daher, con lo cual demuestra claramente una vez más su complicidad con Cartes, así como lo hizo en el pasado con la enmienda y con muchas otras medidas”.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados es un organismo extrapoder y tiene carácter punitivo para los fiscales y jueces penales que violan la ley o trafican con su función; por lo tanto, el hecho de que el secretario general de un organismo como el JEM le llame a un fiscal y le pida que haga esto o aquello, no involucra necesariamente la sola voluntad del secretario; los fiscales y jueces que reciben “las sugerencias” y presiones de estos funcionarios, asumen que por detrás de ellos están los jefes. “Por lo tanto es pueril el argumento de que si lo hizo el secretario no hay ningún involucramiento de los jefes”, añadió al referirse a este caso que los Senadores se reunieran incluso en una sesión extraordinaria en la fecha.

Finalmente dijo, que conociendo como se conoce el nivel desastroso de la corrupción que existe en el Poder Judicial y en el Ministerio Público, el tráfico de influencias y la compra-venta de sentencias y medidas, “lo primero que la opinión publica supone es que podría haber un involucramiento de los responsables principales”.