CAMPESINOS CELEBRAN

 

Con la promesa de que esta semana se ordenará el inicio de la mensura judicial en la localidad de Yvyrarobaná, departamento de Canindeyú, los pobladores del lugar se retiraron de una reunión que mantuvieron en la tarde de este martes con Justo Cárdenas, titular del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), en presencia del senador Miguel López Perito. Alrededor de unas veinte personas, representantes de las más de cien familias que viven en el sitio, llegaron a tempranas horas del día hasta el local de la institución, donde se instalaron bajo una carpa, como una forma de presión y con un solo objetivo: lograr que se incie la mensura judicial.

Esmelda Ríos, líder de la comunidad, encabezó la vigilia y junto a sus compañeros invitaron al senador López Perito a que les acompañe en su lucha; solicitud que tuvo rspuesta del legislador quien se acercó a la carpa donde estaban los campesinos.

La mensura judicial de unas 45 mil hectáreas de tierras que se había  iniciado hace unos años, fue suspendida supuestamente por falta de garantías para los funcionarios del Indert asignados en realizar dicho trabajo.

Al reunirse con Cárdenas, y en presencia del Senador, lo afectados por esta situación plantearon el pedido y anunciaron que no se moverían de frente al Indert, hasta que no hubiera una respuesta potiviva y un compromiso concreto de parte de las autoridades del ente agrario.

Recordemos que en una reunión anterior, el legislador ya había solicitado al Indert considerar el reinicio del proceso e inclusive el senador mencionó que conversaría con autoridades del Ministerio del Interior, a fin de solicitar custodia policial para dar seguridad y garantía a los funcionarios comisionados en el lugar. Otras de las gestiones que anunció en aquella reunión y ya llevó adelante, fue la conversación con sus colegas miembros de la Comisión de Reforma Agraria del Senado, a quienes planteó la problemática que se presenta en esta localidad.

La comunidad de Yvyrarobaná, distrito de departamento de Canindeyú, cuenta con  más de 150 familias quienes se encuentran luchando por obtener su propia tierra desde hace varios años. Si la mensura judicial se concreta, el Indert dispondrá de los datos suficientes que permita a los lugareños, ver más más próximo cumplir su sueño de un lote propio.

Puente Kyha

En ocasión de la reunión, el senador López Perito conversó también con el titular del Indert acerca de la situación que se presentó este fin de semana último en la Colonia San Juan de Puente Kyha, distrito de Francisco Caballero Alvarez, donde el sábado a la tarde fue asesinada una mujer dirigente campesina, en manos de sicarios.

La problemática de tierra en esta colonia es el punto central de una lucha que ha tenido enfrentados a campesinos paraguayos con colonos brasileños, que también se procalaman como dueños de las tierras, aunque éstas sean propiedad del Indert.

María Ester Riveros, la mujer asesinada, formaba parte de la Comisión Mujer Paraguaya, cuya presidenta es la dirigente María Máxima Segovia. Quienes integran esta comisión son en su mayoría mujeres -cabezas de hogar- y madres solteras.

Justo Cárdenas se comprometió a agilizar los trámites correspondientes a la Comisión Mujer Paraguaya de la localidad de  Puente Kyha, ya que a la fecha 8 lotes han obtenido el certificado de ocupación, pero son alrededor de 20 los que están siendo reclamados por las pobladoras.

Igualmente, el legislador conversó con Cárdenas sobre las amenazas que pesan sobre la presidenta de la comisión, por lo que actualmente tiene permanente custodia policial.

Desde la Bancada Avanza País de la Cámara de Senadores, y específicamente desde el gabinete del senador López Perito, la comisión ha recibido asistencia jurídica y sobre todo, acompañamiento desde hace más de dos años.