Existen recursos que podrían ser aprovechados, si el Paraguay obtuviera los beneficios que le corresponde legalmente por ser dueño de la mitad de la energía generada en las Binacionales, Itaipú y Yacyretá. Muchos paraguayos no saben que Itaipú y Yacyretá son como la ‘vaca lechera’ que podrían solucionar los graves problemas presupuestarios que padecen sectores sensibles como el educativo”, dijo el senador Miguel López Perito durante un panel debate sobre el tema educación al que fue invitado. “Todos los candidatos hablan de salud, educación, etc., pero no explican de dónde obtener los recursos necesarios para ello. Itaipú y Yacyreta pueden ingresar de 3 a 5 mil millones de dólares por año si vendemos nuestra energía a precio justo”.

Resaltó además que con 1.000 millones de dólares “podemos becar a 60 mil docentes, o construir 100 mil casas al año, o construir 10 mil escuelas…” Bastarían 100 millones de dólares para becar a más de 100 mil estudiantes, secundarios y universitarios, y superar definitivamente la deserción y el abandono por razones económicas”. “Podríamos invertir en desarrollo de tecnología, diversificación productiva, y fortalecimiento de la agricultura familiar, y cambiar el modelo agroexportador que tenemos”.

El evento fue organizado por los alumnos de la carrera Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Filosofía, UNA, en la institución ubicada en el barrio Itapytapunta de Asunción, y el legislador compartió la mesa con Esperanza Martínez (senadora del Frente Guasu), Lilian Soto (Partido Kuña Pyrenda) y Víctor Ríos (PLRA).

Faltando días para que el Paraguay elija a un nuevo gobernante, el propósito de los estudiantes fue escuchar las propuestas que tienen los candidatos a ocupar un lugar en el Senado de la Nación, en materia de educación. Los temas expuestos giraron en torno a la necesidad de mejorar el sistema educativo, la ampliación financiera en el presupuesto asignado a la educación pública, el grave problema que representa la mala calidad de la educación y como punto central, el costo accesible a las universidades públicas.

Al respecto, López Perito dijo estar preocupado por la mala calidad educativa a nivel país y cuya consecuencia directa se observa en alumnos que llegan a la secundaria sin saber leer y escribir. Sostuvo que el fracaso estudiantil no es por culpa de los maestros, quienes constantemente sufren acusaciones injustas por la sociedad. El problema radica en la falta de capacitaciones y becas que deberían tener los docentes y que, por falta de presupuesto, no se pueden cubrir estas carencias.

“Al docente se le tiene que facilitar los instrumentos necesarios para que pueda mejorar su capacidad profesional, y de esa manera mejorar la calidad educativa”, indicó y aseguró que, desde su banca, seguirá impulsando leyes que ayuden a mejorar la calidad educativa de nuestro país.

Implementar la carrera profesional del educador

El senador criticó fuertemente que no haya un presupuesto que ayude a solventar los gastos que requiere implementar la carrera de la docencia. “Necesitamos urgente un plan de contingencia agresivo para mejorar la formación inicial y la formación continua de educadores. Habría que establecer acuerdos con las mejores universidades del mundo para implementar programas de formación de formadores e incentivar la formación continua mediante el escalafón de la carrera docente. Hoy prácticamente no se cumple la Ley del Educador, es letra muerta, y no se contempla en el Presupuesto de la Nación el pago por escalafón. Esto tiene que cambiar drásticamente si queremos mejorar la calidad educativa”, agregó.