De una reunión con trabajadores y ex empleados de la empresa Acepar, participó el senador Miguel López Perito el pasado viernes, invitado a escuchar los reclamos y necesidades relacionados a diversos temas como despidos, insalubridad, el ambiente y las horas de trabajo, y la situación de los jubilados, entre otros puntos.

El legislador escuchó el planteamiento de los afectados, quienes expusieron diversas situaciones concretas y solicitaron crear una comisión en el Senado, que atienda principalmente los reclamos en materia de derechos humanos.

“Hemos hecho denuncias ante el Viceministerio del Trabajo porque nuestros derechos son pisoteados y hay profesionales despedidos sin causa alguna, prácticamente todos los días”, expuso Vicente Gaona, secretario de conflictos del sindicato.

Igualmente, los asistentes a la reunión, comentaron al Senador que estas mismas denuncias ya las presentaron ante autoridades locales como el gobernador, el intendente y diputado que representa a Villa Hayes, pero no se avanzó en políticas que favorezcan a los afectados.

Con relación al ambiente donde desarrollan sus actividades laborales, los trabajadores manifestaron su temor a que el sitio perjudique aún más a la salud, no solo de los que están dentro, sino a toda la población que reside en los alrededores de la fábrica. En este punto, solicitaron la intervención de la Secretaría del Ambiente, el Ministerio de Salud y otros organismos, que in situ podrán comprobar que el lugar es una “bomba de tiempo”, según las expresiones de los mismos obreros.

El senador López Perito, anunció que se tomarán medidas inmediatas con relación a todo lo planteado, y en ese sentido, anunció que esta semana podrían concretarse reuniones con representantes de la Comisión de Derechos Humanos del Senado y que se trasladarán además las denuncias a todas las instancias correspondientes, a fin de encontrar una solución a cada punto planteado. Tampoco descartó la posibilidad de solicitar informes que puedan aclarar ciertos puntos relacionados al contrato con la empresa privada que hoy día administra la fábrica de acero.