En declaraciones a la prensa, realizadas en la fecha, el senador Miguel López Perito se refirió a temas promovidos en su momento por la Comisión Bicameral de Investigación (CBI), presidida por él, cuyos resultados específicos son entre otros la creación de la unidad especial para la investigación del lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Resaltó además la apertura de una carpeta fiscal relacionada al gobernador de Canindeyú (Alfonso Noria), indicando que éste también fue un tema pedido de la CBI y que ameritaba ser investigado.

Con relación a  la Ley de Extinción de Dominio, López Perito recordó que la legislación había sido cuestionada por los propios impulsores, teniendo en cuenta que existe la figura del comiso en el marco jurídico paraguayo. “Prueba de ello es que hace unos días a un narco ganadero le aplicaron la ley del comiso, lo cual prueba que esta Ley de Extinción de Dominio era innecesaria, porque nosotros tenemos la figura jurídica para proceder al comiso efectivamente”, refirió.

Consultado acerca de las denuncias realizadas inclusive desde el pleno del Senado y que no avanzaron, el líder de Avanza País dijo que hicieron falta elementos esenciales para presentar los casos como denuncias. Citó –como ejemplo- la grabación de la conversación entre la diputada Cristina Villalba (de Canindeyú) y Wilmar “Neneco” Acosta, involucrado en el asesinato del periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada (ocurrido hace un año). “Esa grabación no fue proporcionada por la fiscalía alegando que ellos mismos no tenían la grabación. Ese es un elemento clave para cualquier tipo de investigación que se quiera hacer”, dijo el senador y agregó que a falta de ese elemento, no se pudo concretar una denuncia propiamente.

“A partir de cuando traigan a Neneco Acosta y se vea qué es lo que él dice también al respecto, ahí supongo que se van a aclarar las cosas”, agregó.

LAVADO DE DINERO

Otro elemento clave – dijo López Perito- es  la investigación sobre el lavado de dinero que según denunció, no tuvo el apoyo de la Seprelad, institución encargada oficialmente de este tema.

A su criterio, la Seprelad ha tenido un papel extremadamente tibio en la investigación de las fortunas que existen en la zona (Canindeyú), por lo tanto no existen elementos de juicio que ayuden a esclarecer el tema. “Nosotros pedimos a esta flamante unidad fiscal conformada por la Fiscalía General del Estado para la investigación del lavado de dinero, que investigue lo que está a la vista de todos, que investigue quién tiene una fortuna que no condice con sus fuentes de ingreso; es demasiado sencillo investigar eso”, significó y agregó que en estas circunstancias, hoy la pelota está en la cancha de la fiscalía.